lunes, 23 de enero de 2012

Del azar caprichoso

Del azar caprichoso.

                                                        A Victoria, mi dama victoriana
El azar a mi te trajo
como la noche trae a las estrellas
que miran tu sueño
que a tu desvelo están atentas.

El azar a ti me ha traido
como la pena trae al suspiro
por el tiempo perdido
en equivocados caminos.

A mi el azar te trajo
como el viento trae a las nubes
que se juntan en tu regazo
lloviendo felicidad cuando te ries.

El destino caprichoso
el uno al otro nos ha traído
para mirarnos en el uno,
para mirarse en el otro,

¡Ojalá también el hado me trajera
en su afán veleidoso,
muchos invernos, primaveras
veranos y otoños!

Para , por culpa del destino antojadizo
seguir sintiendote cerca
seguir mirándome en tus ojos.

Y si acaso asi fuera
en tus momentos de congojo
ofrecerte mi hombro fuerte
en que tu cabeza encuentre reposo.

El azar te trajo a mí
a ti el destino mi ser te ha traído.

                                                       Tito del Muro
                                                        Enero de 2012