domingo, 26 de febrero de 2012

Cierro los ojos



                                              A Gaarah Ixia.



Cierro los ojos
De nada me sirven
Cuando siento el deseo
De sólo desear sentirte.

Una música viene de lejos
A mis oídos va llegando
Traída a la grupa del viento
Que en mi sueño se va enredando.

De ese viento cálido
De ese viento frío
De ese viento que no lo es
Salvo cuando lo es soñado.

Las notas en mi van entrando
Despacito, casi de puntillas
No quieren que acabe despertando
Antes de haberte soñado danzando

Sonidos que son heraldos
Que anuncia que a mi sueño estás llegando
Para regalarme tu baile deseado.
Para en el escenario de mi sueño verte danzando.

Cierro los ojos, fuerte el corazón me los cierra
Porque  el alma  bien lo ordena
Para que nada me distraiga
Todos mis sentidos a ti doy en ofrenda


De soñarte danzando
De tu danza hacer un hermoso sueño.
Cierro los ojos, para que los quiero.
Si con el corazón en mis sueños te veo.

Las Hadas que etéreas
Invisibles a tu lado danzan
A mi ensoñación te traen en el aire
Te traen casi en volandas.

O eso me pareciera
Al verte bailar tan sensual danza
Pues flotando aparecieras
Tus pies casi el suelo no arañan.

Y tus manos revolotean en el cielo
Esparciendo los más bellos astros
Del firmamento por tus dedos arrancados
Que caen sobre tu cuerpo bañándote con su encanto.

Tu cuerpo que  se mueve elegante, sugerente
Arrebatador,  excitante.
Dime, para que quiero los ojos
Si es mi piel la que todo eso siente.

Giras, saltas,
Todo tu ser de la danza se embriaga
Y saltas y giras
Y el aire a tu alrededor se arremolina.

Y se empapa de tu esencia
Rozándose contra ti, abrazándote
Hasta quedar de ti lleno
Hasta poder arrebatar tu aroma

Y después, cómplice de mi deseo
Confundido en la bruma que envuelve los sueños
Hasta mi lo trae para emborracharme con el
Hasta que yo también de ti quedo lleno.

Y tú sigues danzando, bailando
Las hadas te llevan de la mano
Al bosque de las emociones
Donde sigues bailando sin descanso

De verdad crees que los ojos necesito,
Cuando los árboles son correveidiles
Que me describen cada detalle de tu danza
Cada forma que tu cuerpo en la penumbra marca.

Cierro los ojos
De nada me sirven
Cuando tu danzas en mis sueños.


                                                     Tito del Muro
                                                             Febrero de 2.012





jueves, 16 de febrero de 2012

Ausencia


Ausencia de ti
                                                                         A quien es.
Colgado de un hilo de tu pensamiento
Para no caer en el abismo de tu ausencia
Subiendo al cielo de tu memoria
Para no dejar escapar tu estrella.

Calles tan empedradas de gentes
Como vacías de ti
Lugares comunes a los dos
Que se diluyen en la soledad

Cementerios de pensamientos perdidos
En el anhelo de ser compartidos

Pasos que se desnudan en el recuerdo marchito
Hasta quedar expuestos al frío
De no sentir tus pasos a mi lado sentidos
Quedándose sólo en pasos dados solo.

Espero a que las luces  de las fachadas se enciendan
Para ver tu sombra imaginada en ellas
Y dibujar tu silueta en mi memoria.

Dos venas de frío hierro me alejan
De esa ciudad para mi desierta
Al no encontrarte a ti en ella

Dierale mi sangre a esas arterias férreas
Para que caminos de ardiente lava se hicieran
Que mi recuerdo al tuyo llevara