sábado, 8 de febrero de 2014

Y me dices poeta

A ti, la dueña de mis palabras.

Y luego piensas
Que soy yo el poeta
Cuando la más pequeña de tus palabras
Encierra un mundo de hadas.

Y me dice poeta
Cuando el más bello poema
Escrito lo encuentro
En de tus pupilas el brillo

Y dices que mis poemas
A tu corazón rápido llegan
Siendo la dulzura de tu risa
La más perfecta de las rimas.

Tú dices que te gusta mi poesía
Que encantada te quedas con  cada línea
Cuando tú las subrayas con tu mirada
Y es entonces cuando la perfección alcanza.

Y me dices que te escriba versos
Cuando casi cada día es tu poesía
La que yo sin merecerlo deleito
Cuando tus buenos días recibo.

Y aunque me esfuerzo
Por componer el mejor verso
En nada se queda
Cuando a tus palabras se acerca

Mi poesía de ti aprende
Te tus comas, de tus silencios
Del más pequeño de tus pensamientos
Cuando escritos los veo.

Mis versos se enriquecen
Cada vez que tus besos
Tan deseados, tan intensos
En tus mensajes encuentro.

Y tú poeta me llamas
Siendo la dueña de mis palabras.